isla-de-pascua-moais

Sueño 53: Caballito

Mi madre y yo recorremos un mercadillo cubierto, mirando los puestos. Es costumbre que, los niños y niñas visitantes, sean cargados (a caballito), por los demás. Así que tanto mi madre como yo cargamos una niña cada una, rubias, muy simpáticas. Son amigas entre ellas. No las conocemos más allá de eso, de hacer de caballo, en el mercadillo. Curiosamente ni pensan ni molestan. Cargar con ellas en tan natural como llevar un bolso. Les gustan los puestos de pendientes y carcasas protectoras para teléfonos.

En uno de los puestos compro para mí unos pendientes de madera oscura que representan los moai de la Isla de Pascua.

También compro un tocado para un lado de la cabeza, verde árbol, con forma de hoja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>